Inicio > Cirugía de Hernias de Pared

Cirugía de Hernias de Pared

Las hernias de pared o hernias ventrales son defectos de la aponeurosis y los músculos abdominales a través de los cuales puede salir contenido intraabdominal o preperitoneal.

¿Qué pasa si no se operan?

Pueden llegar a ser muy dolorosas sobre todo después de un esfuerzo al cargar algo pesado. Las complicaciones de estas hernias se deben a que el contenido abdominal, ya sea grasa o intestino, puede atorarse en el anillo y no regresar a su lugar provocando dolor. En caso de ser intestino, la irrigación sanguínea puede comprometerse y provocar una urgencia quirúrgica.

Dr. Víctor Calao

Dr. Víctor Calao

Especialista en el diagnóstico oportuno y el tratamiento inmediato de enfermedades del tracto gastrointestinal.

Agendar cita

¿Quieres saber más?

Estas son algunas de las preguntas frecuentes acerca de la Cirugía de hernias de pared

Las hernias de pared o hernias ventrales son defectos de la aponeurosis y los músculos abdominales a través de los cuales puede salir contenido intraabdominal o preperitoneal.

Cuando se desarrollan después de una cirugía se denominan hernias incisionales; el riesgo de presentar hernias llega hasta el 20%.  Los factores que contribuyen a su desarrollo son obesidad, defectos de cicatrización, práctica previa de múltiples cirugías, tabaquismo, entre otras.

Es común una masa o abultamiento en el sitio de la cicatriz; pueden ser asintomáticas o provocar gran molestia y a menudo crecen con el tiempo.

Generalmente es con la exploración física, en algunos casos se requerirá la ayuda de un estudio ultrasonográfico.

En hernias grandes o pacientes con obesidad se solicitará tomografía computarizada que nos permite delimitar con seguridad los bordes de la hernia y estimar el tamaño de malla que se utilizará.

Si es mayor de 40 años o presenta alguna enfermedad crónica como diabetes mellitus, hipertensión, enfermedades del corazón u otras, requerirá de estudios de sangre como biometría hemática, química sanguínea con glucosa, creatinina, electrolitos séricos, electrocardiograma y radiografía de tórax.

Estos estudios deberán ser evaluados por un médico internista o cardiólogo así como por el anestesiólogo en búsqueda de alguna alteración que requiera ser aliviada antes de la cirugía. Se recomienda bajar de peso en caso de obesidad ya que esto favorece mejores resultados.  Se indica un ayuno de 6 a 8 horas en el día de la cirugía y si se toman medicamentos para la presión arterial o diabetes mellitus estos no se suspenderán.

Si el paciente toma aspirina debe ser suspendida por mínimo 7 días, en cualquier cirugía que se realice, por el sangrado que se puede generar ya que el ácido acetilsalicílico altera la función de las plaquetas favoreciendo alteraciones en la coagulación.

La cirugía de hernias de pared abdominal consiste en cerrar el defecto con la colocación de una malla especial. Generalmente se hace por vía laparoscópica con excelentes resultados.  Esta malla especial tiene dos caras diferentes; una de ellas contiene un tejido de polipropileno el cual es el material común de las mallas y que se adhiere a la pared abdominal creando una excelente fijación.

Este material se usa en la reparación de hernias inguinales debido a que se encuentran fuera de la pared abdominal. El polipropileno no puede ir en contacto directo con el intestino. Por eso se combina con la otra cara de la malla compuesta de material de celulosa o politetrafluoroetileno los cuales si pueden estar en contacto con los intestino sin que hayan adherencias o complicaciones.

Esta malla especial de doble cara puede colocarse por vía laparoscópica o por abordaje abierto directamente. Tiene un bajo riesgo de recurrencia.

Otra alternativa, dependiendo del caso, es por cirugía abierta y el empleo de técnicas en la musculatura abdominal para poder afrontar los bordes, también  junto a la colocación de una malla intraabdominal especial.

No se recomienda el cierre de una hernia sólo con sutura sin usar mallas especiales o técnicas específicas de relajación de la musculatura abdominal debido a que tienen un riesgo alto de recurrencia hasta del 40%.

Las posibles complicaciones de la cirugía de hernias de pared son seromas, hematomas o infección de la herida. Se puede volver a presentar la hernia, en menos del 1 % por vía laparoscópica.

Los cuidados después de la cirugía de hernias de pared, si es por laparoscopia, son reposo en cama por 1 semana, pudiendo realizar actividades en la segunda semana. En la técnica abierta, si se recomienda reposo por 2 semanas y evitar cargar cosas pesadas por 2 meses por el riesgo de que se vuelva a formar.  En ambos casos las heridas deben lavarse con agua y jabón y mantenerlas cubiertas con gasa estéril. Los puntos se retiran en 7 días.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?