Inicio > Cirugía de Hernia Umbilical

Cirugía de Hernia Umbilical

El tratamiento imperativamente es con cirugía; debe cerrase la hernia, el procedimiento se denomina plastia umbilical. Puede ser abierta o vía laparoscópica.

¿Qué es una hernia umbilical?

Las hernias umbilicales son defectos en el cierre del anillo umbilical que se debió  presentar antes de los 5 años de vida. Después de este tiempo si no se ha cerrado, el paciente tendrá la hernia persistentemente.

Dr. Víctor Calao

Dr. Víctor Calao

Especialista en el diagnóstico oportuno y el tratamiento inmediato de enfermedades del tracto gastrointestinal.

Agendar cita

¿Quieres saber más?

Estas son algunas de las preguntas frecuentes acerca de la Cirugía de hernia umbilical

Primordialmente las hernias umbilicales son detectadas por el mismo paciente al sentir una tumoración en el ombligo que puede o no doler. Al acudir con un médico se confirmará el hallazgo.

En casos particulares en donde el paciente es obeso y el panículo adiposo no permite la exploración del ombligo, se solicitará un estudio ultrasonográfico. Este nos mostrará el tamaño de la apertura herniaria, la dimensión del saco y el tipo de contenido que puede ser grasa o asa de intestino.

El defecto se dilatará al haber aumento de la presión intraabdominal como en la obesidad, el embarazo, los tosedores crónicos como asmáticos o con bronquitis crónica, las personas que cargan peso diariamente, ya sea por ejercicio o por trabajo, fumadores empedernidos, alteraciones intraabdominales que lleven al acumulamiento de líquidos, entre otros.

Las posibles complicaciones de las hernias umbilicales aumentadas de tamaño que no se operan  son que un segmento de grasa intraabdominal o intestino salgan y se atoren en el anillo, lo que provocará dolor intenso ocasionando una urgencia quirúrgica.

Algunos pacientes viven ya con hernias que atraparon segmentos de grasa en ella, y dejan pasar el tiempo hasta que se presenta la urgencia.Claramente no está recomendado hacerlo, de inmediato que se detecta una hernia umbilical debe ser valorada por un cirujano y determinarse si requiere reparación.

En su mayoría los pacientes refieren sintomatología. Entre ellos dolor en el sitio de la hernia; este es inespecífico de leve a moderado, constante, calma cuando el paciente se recuesta. Si la hernia se complica con atrapamiento o incarceramiento, el dolor se vuelve más intenso, constante, no se quita con los cambios de posición.

Se puede presentar náuseas y vómitos. Si el incarceramiento aprieta el contenido puede haber cambios de coloración fácilmente visibles en la piel: rojo, violáceo, negro. El contenido atrapado como comentamos puede ser intestino y esto puede llevar a una catástrofe con isquemia de su pared y perforación. El paciente entra en un estado de gravedad con aumento de la respiración, sudoración, aumento de la frecuencia cardiaca y el dolor intenso en la parte central del abdomen.

El tratamiento imperativamente es con cirugía; debe cerrase la hernia, el procedimiento se denomina plastia umbilical. Puede ser abierta o vía laparoscópica. La cirugía abierta consiste en realizar una pequeña incisión semilunar dentro de la cicatriz umbilical, llegar al sitio del agujero y cerrarlo con suturas especiales.

La colocación de malla o material protésico se prefiere cuando el defecto es mayor de 2 cm. También se puede operar mediante cirugía laparoscópica pero igualmente se recomienda en hernias de mayor tamaño ya que la propia cirugía implica realizar 3 incisiones de 1 cm y el uso de anestesia general aumentando el costo del procedimiento.

La cirugía de hernia umbilical es ambulatoria, se opera y el paciente puede ir a descansar a su domicilio.

Si el paciente es mayor de 50 años, es diabético o hipertenso o presenta alguna enfermedad pulmonar crónica, deberá pasar por una valoración preoperatoria con un médico internista el cual identificará riesgos a través del interrogatorio y exploración física del paciente complementado con estudios de laboratorio, radiografía de tórax y electrocardiograma.

El día de la cirugía el paciente deberá tener ayuno de 6 a 8 h, acudir bañado y acompañado por una persona adulta.

Los cuidados después de una cirugía de hernia consisten en lavar la herida con agua y jabón todos los días, secarla y cubrirla con gasa estéril. Se retirarán los puntos 7 días después del día de la cirugía. No deben realizarse ejercicios que impliquen aumento de la presión abdominal por lo menos durante 2 meses.

Las complicaciones de la plastia umbilical son similares a cualquier otra cirugía. Son poco frecuentes. Pueden aparecer seromas que consisten en la acumulación de suero o líquido trasudado de las células del tejido graso localizadas debajo de la piel. El tratamiento consiste en el drenaje a través de los puntos de sutura comprimiendo la herida con gasas, en ocasiones puede drenarse con punciones y jeringa. Por última alternativa se retirará uno o dos puntos para mejorar la salida del líquido.

También pueden presentarse hematomas los cuales son acumulaciones de sangre por algún pequeño vaso sanguíneo que empieza a gotear. El tratamiento igualmente consiste en el drenaje y la compresión de la piel con gasas.

Otra complicación que puede aparecer es la infección de la piel y el tejido graso desarrollándose abscesos y celulitis. La piel se apreciará enrojecida, caliente al tacto, y puede salir material purulento a través de los puntos. Se acompaña de dolor local. El tratamiento también requerirá del retiro de puntos para exponerla y poder lavarla con soluciones antisépticas. Se toman muestras para cultivo y se inician antibióticos. Se puede volver a cerrar en 5 a 7 días o se deja a su cierre espontáneo.

Unas de las complicaciones raras que pueden aparecer es que la piel se pueda llegar a necrosar lo que requerirá retirarla con anestesia local, dejar tejido sano y cerrarla con suturas, o puede dejarse a cierre espontáneo con curaciones diarias.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?